Noticias

Sólo el 4% de las autoescuelas españolas imparten los cursos para la recuperación de puntos

UCE denuncia un sobrecoste en el precio de los cursos de entre un 20% y un 30%

UCE reclama que se aplique un régimen de autorización que garantice la libre competencia en beneficio de los consumidores


La Unión de Consumidores de España ha denunciado, esta misma mañana, ante la Comisión Nacional de la Competencia (CNC) a la Dirección General de Tráfico (DGT) y la Confederación Nacional de Autoescuelas (CNAE) por prácticas restrictivas de la competencia en materia de impartición de cursos de sensibilización y reeducación víal. La Unión de Consumidores de España ha solicitado a la CNC que sancione a la DGT y evalúe el proceder de la Confederación Nacional de Autoescuelas por el monopolio que ambas han impuesto en el sector al conceder, a un número reducido de centros, la licencia para impartir los cursos de recuperación de puntos.

Según Dacio Alonso, miembro de la Junta Directiva de UCE, “casi siete millones de ciudadanos no disponen de ninguna autoescuela autorizada en su localidad para recuperar los puntos del carnet de conducir y la gestión de estos cursos se concentra en sólo el 4% de las autoescuelas de toda España, 203 centros”. Esto es fruto del régimen concesional que impone la DGT, que es quien tiene la competencia para adjudicar la gestión de dichos cursos. Un régimen, según Alonso, “que está totalmente injustificado, pues en ningún caso convergen razones económicas ni de interés público que lo justifiquen”.

Además, tal y como señaló Alonso, “se están incumpliendo dos puntos del pliego de condiciones de la concesión, que son que ningún ciudadano tenga que desplazarse más de 30 kilómetros para realizar los cursos y que las capitales de provincia tengan como mínimo dos centros autorizados. Hay ciudadanos tienen que desplazarse hasta 150 kilómetros para realizar dichos cursos y existen 25 capitales de provincia con tan sólo un centro acreditado”.

El representante de UCE ha denunciado también que la facturación de los 203 centros propuestos por la CNAE y la DGT entre 2007 y 2010, por la impartición de estos cursos, ha sido de 34 millones de euros. Según datos de la DGT, hasta 2010, 130.000 ciudadanos realizaron dichos cursos, con un precio que oscila entre los 184 y los 380 euros.

Según Dacio Alonso, la DGT y la CNAE alega que optaron por este régimen por que ninguna autoescuela se ofreció a impartir estos cursos al no saber como iba a evolucionar la demanda de los mismos, y para evitar que el número de centros que impartieran estos cursos fuera incontrolable por muy numeroso.

El representante de UCE incidió en que terminado el plazo de vigencia de cinco años de este régimen concesional, “la DGT no ha dudado en prorrogarlo durante tres años más, pese a su caracter restrictivo. La recuperación de puntos se ha descubierto como una fuente de ingresos, pues se prevé que hasta 2014, unos 600.000 españoles van a tener que realizar estos cursos. Y el actual régimen no sólo atenta contra la libre competencia sino que actúa en perjuicio de la ciudadanía”.

Por estos motivos, la Unión de Consumidores de España solicita que se cambie el régimen de concesión por uno de autorización que garantice la libre competencia en el sector. “La infraestructura para impartir estos cursos es la misma que hay disponible en la actualidad. Por otro lado, la calidad y la seguridad en el servicio estarían aseguradas, pues la autorización podría ser gestionada por la DGT, tal y como sucede con las autoescuelas o la ITV”, alegó Alonso.

 
   
 
© 2006 www.uniondeconsumidores.info   Inicio     Webmaster    Protección de Datos